Viajes

Småland: el reino de cristal

Pin
Send
Share
Send


Una de las creaciones de Jan-Erik Ritzman

Durante nuestro viaje por la región de Småland -en Suecia- descubrimos bonitos paisajes, ciudades estudiantiles, jardines donde el arte armoniza con las flores, islas mágicas o el mundo de Astrid Lindgren. Nuestra penúltima parada sería distinto a todo aquello y descubriríamos un mundo de cristal.

Reconozco que era un auténtico ignorante en el arte de la creación de figuras y esculturas de vidrio antes de llegar a la parte de Småland que es conocida como el Reino de Cristal (Glasriket en sueco).

Nuestro recorrido por el reino fue el siguiente:

Hyttsill Kosta Glasbruk

Soplando cristal después de la cena

Tras dejar nuestras cosas en el hotel de cristal Kosta Boda Art -del que os hablaré en otro artículo- fuimos directos a una cena un tanto particular.

En una zona de la factoría de vidrio de Hyttsill habían acondicionado un pequeño escenario desde el que unos músicos amenizaban los primeros minutos de la velada a los comensales que nos distribuíamos en un par de mesas largas.

Seríamos algo más de una veintena de personas.

La cena en sí no es nada del otro mundo y consiste en una especie de self-service donde puedes elegir entre varios tipos de carne y algo de ensalada. La bebida tampoco falta y la mayoría optamos por las cervezas de la zona.

Lo original del tema viene justo cuando estás acabando de cenar y los músicos dejan su sitio a los sopladores de vidrio. Tras observar la destreza de los maestros, será el turno de los invitados. Yo no probaría esa noche -aunque sí al día siguiente- pero Israel representó al grupo y consiguió crear una bola de vidrio que algunos hasta osaron llamarle “jarrón”.

Transjö Hytta

El maestro explicándonos su trabajo

Pin
Send
Share
Send