Viajes

Visitando la Necrópolis y la Catedral de Glasgow

Pin
Send
Share
Send


Unas decenas de metros al este de la Catedral de Glasgow (también conocida como la Catedral de San Mungo o la de San Kentigern) se levanta una pequeña colina que, dada la orografía plana de Glasgow, ofrece las mejoras vistas de la ciudad. Eso sí, las compartirás con las más de 3.500 tumbas de la gente que vino a buscar su descanso eterno a la Necrópolis de Glasgow. Bueno, en realidad se dice que aunque haya unas 3.500 lápidas y mausoleos, pero son 5 las almas que reposan en la bella Necrópolis de Glasgow.

Yo tuve la suerte - desgracia para la mayoría - de encontrarme la colina de la Necrópolis totalmente cubierta por un manto de nieve. El frío era intenso, pero el aspecto tétrico, melancólico y misterioso del lugar hizo que su interés se multiplicara por 10 a mis ojos.

Caminé entre las tumbas de las zonas más elevadas de la colina totalmente en solitario y abriéndome paso, equipado con unas buenas botas de montaña, con la nieve casi hasta la rodilla. Pasé algo más de una hora en el lugar, porque el frío era intenso. Aunque no cogí ningún guía (dudo que nadie quisiera haberme guiado en un fin de semana como aquel), hay tour organizados por la asociación llamadaThe Friends of Glasgow Necropolis“.

Sin embargo, a pesar de no haberme empapado de las curiosas historias de los muchos personajes - tanto célebres como desconocidos - que allí están enterrados, reconozco que disfruté de la experiencia en solitario como un chico con zapatos nuevos.

Para compensar la falta de rigor histórico en mi visita, aquí os dejo un pedacito de historia de la Necrópolis de Glasgow.

Necrópolis de Glasgow bajo la nieve

Historia de la Necrópolis de Glasgow

La Necrópolis de Glasgow no nació siendo un cementerio.

En el año 1650, la Merchants' House (Casa de los Mercaderes) compró las tierras de esta colina. Como su parte oeste era rocosa y no se podía construir sobre ella, se plantaron abetos y fue conocida como el Parque de los Abetos (Fir Park). Sin embargo, en 1804 los abetos del parque comenzaron a morir y fueron reemplazados por sauces y olmos, convirtiéndolo en un típico parque victoriano que era una de las zonas verdes más importantes de Glasgow.

Tumbas de la Necrópolis de Glasgow

En 1825 se puso la primera piedra del monumento a John Knox (teólogo y escritor que lideró la Reforma protestante escocesa en el siglo XVI) que aún hoy corona la Necrópolis.

En 1831 la Merchants' House convocó un concurso público para que la gente diera ideas de cómo convertir la colina en un cementerio digno de admiración.

Finalmente, la decisión se llevó a cabo en 1832, cuando se enterró aquí a Joseph Levi, un joyero judío que tuvo el honor de ser el primer inquilino de este cementerio. Desde el principio, se quiso que aquí se pudiera enterrar a gente de todas las religiones y clases. En 1833, corroborando esto, se enterró a la primera mujer cristiana, Elizabeth Miles.

Pin
Send
Share
Send